Etiquetado: 

Mostrando 0 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #12660

      Como señalaba en el debate anterior (Sufrimiento en ambos bandos I), reproduzco un párrafo que me ha gustado especialmente para que lo comentemos:

      Me ha gustado especialmente cómo Arantxa, desde la prisión de su cuerpo, rebosa sabiduría y paz interior:

      “Parece mentira: todo el día entre cuerpos maltrechos, entre cuerpos a menudo agonizantes, cuerpos sin esperanza, cuerpos con las horas contadas, madres de dos y tres hijos que no llegarán con vida a las próximas navidades, chavales (en su mayoría motoristas) señalados por la muerte en la flor de la edad, toda esa carne con nombres y apellidos que pronto podrán leerse en las esquelas del periódico, y allí, inmune a la compasión, guardando la calma, consolando austero, profesional, a parientes desolados, ejerciendo su oficio (sé justo, sé honrado, sé íntegro) con la mayor diligencia posible”. (Pág. 108)

      Fijaos la forma como califica Aramburu en este párrafo.En la densidad del relato, en el recurso estilístico en el que define una parte por el todo (cuerpos agonizantes, carne con nombres y apellidos…). El efecto resulta conmovedor.

      Recordad: un escritor tiene que conseguir, en primer lugar, un estilo depurado. Después tiene que dar un paso más: pasar del estilo depurado al estilo literario, que es el paso que consiguen dar los grandes maestros. Ese paso solo es posible darlo desde la sensibilidad, desde la lectura de poesía y prosa poética, desde el juego, con el lenguaje, con las palabras… Escuchar canciones nos ayuda a conseguir cadencia en nuestros textos, ritmo…

      Me despido aquí por hoy, hasta la semana que viene.
      ¡Seguimos avanzando!

Mostrando 0 respuestas a los debates

El foro ‘Patria’ está cerrado y no se permiten nuevos debates ni respuestas.

  • Regístrate
¡Has olvidado tu contraseña? Por favor, introduce tu nombre de usuario o tu email. Te enviaremos un enlace por correo electrónico para que puedas crear una nueva contraseña.